Cómo convertir tu vida amorosa en un mundo transformador

Del enamoramiento al matrimonio, de la soltería a la felicidad para siempre, las vidas amorosas a menudo parecen ir por ciclos. De un momento a otro en el que estamos enamorados, empezamos a sentir que todo vuelve a avanzar. Pero eso no significa que no haya una forma de dar un giro a nuestra vida más rápido. Prueba estas formas de convertir tu vida amorosa en un mundo en transformación.

Tómate un descanso de la fiesta del amor

Una de las cosas más importantes que puedes hacer es tomarte un descanso del festival del amor. Tanto si eres un hombre soltero como una pareja que está trabajando para casarse, verás que te ayuda a descomprimirte primero de la fiesta del amor. Aunque tengas la tentación de poner tu música favorita y ver la televisión, piensa en dónde puedes conseguir algo de calma antes de tu dosis. Al tomar un descanso, también das un paso atrás y haces un balance de cómo está resultando tu vida. Puedes analizar cómo van las cosas y hacer del Día de la Salud Mental de la Ciudadela una prioridad.

Enfréntate a tus problemas de frente

En algún momento de tu vida, puede que tengas un problema que necesite solución. Si es de amor, busca tiempo para hablar con alguien sobre ello. Si se trata de la comunicación con tu pareja, habla con ella sobre lo que necesitas. Encontrar una solución a un problema que te preocupa puede ayudarte a sentirte más cerca de tu pareja. Ponte los zapatos de líder y participa en tu comunidad local. Dedica tiempo a hablar con otras parejas que estén pasando por problemas similares. El intercambio de ideas y consejos te ayudará a comprender mejor lo que funciona y lo que no.

Aprende a escuchar a tu corazón

Intentar controlar todo en tu vida, como la música, el deporte, los amigos o la familia, puede ser agotador. Pero en lugar de estar agotado, ¡escucha a tu corazón! Necesitas sentirte escuchado, valorado y validado. Si no sabes cómo responder a una emoción o frustración, no te preocupes: es perfectamente normal. En lugar de sentirte un experto, puedes convertirte en un experto en comprender a tu vidente. Escuchando atentamente, tu pareja puede comprender mejor lo que ocurre en el mundo que le rodea y lo que puede hacer al respecto. Tómate el tiempo necesario para darte cuenta de lo que funciona y lo que no en tu vida.

Haz un voto de silencio

Esto podría chocarte, pero si estás enamorado, podrías guardarlo para ti. Tanto si tienes 30 como 50 años, ésta es una forma de mantener tus sentimientos dentro. Puede que te guardes para ti que amas a tu pareja, pero también puede que te guardes para ti que la odias. Prueba esta promesa: «Prometo odiar a mi pareja aunque sea ella la que me aconseje o me dé sexo. Prometeré amarla aunque sea ella la que me diga que no o me diga que vuelva con ella». Una vez que haces este voto, no puedes romperlo ni volver a empezar. Es permanente. Así que no rompas la promesa, sólo guárdala para ti.

Comprométete con un día especial cada semana

Cuando estás enamorado, algo se desencadena en ti que hace que quieras poner algo de energía para marcar la diferencia. Ya sea enamorando a tu pareja o escribiendo un libro, estás dando pasos importantes que te permitirán marcar la diferencia. Puede que no seas capaz de hacer todo lo que quieres en la vida, pero comprometiéndote a hacer una cosa cada semana, puedes marcar la diferencia. Por ejemplo, si estás enamorado, comprométete a ir a una determinada cita el lunes. Si estás soltero, comprométete a ir a un evento exclusivo el jueves. Si tienes un trabajo, comprométete a hacerlo por las razones correctas: por tu pareja, por ti mismo y por la comunidad en general. Si te interesa cualquier otro tema, pruébalo.

No tengas miedo de pedir opiniones e ideas

Una relación es un trabajo en curso, no una relación de una sola vez. Puede que tengas la idea correcta, pero si no te tomas el tiempo necesario para considerar si es posible o no llegar a un acuerdo en equipo, probablemente nunca se lleve a cabo. Quieres que tu pareja sepa que la quieres y que te comprometes a hacer todo lo que esté en tu mano para hacerla feliz. Esto significa aceptar los consejos de los demás, especialmente de otras parejas. Si no sabes por dónde empezar, empieza por echar un vistazo a los consejos disponibles y deja que otros compartan sus ideas. Si pruebas algo nuevo, no tengas miedo de pedir consejo o sugerencias. Si alguien te da un gran consejo, asegúrate de ponerlo en práctica.

Haz algo divertido cada día

¿Por qué no hacer algo que te guste cada día? Ya sea ir al gimnasio, dar un paseo por el parque o hacer manualidades con tu familia, hacer algo divertido cada día romperá el silencio que a menudo guardas sobre tus sentimientos hacia tu pareja. Al hacer algo que te gusta, te permites despertar de la fiesta del amor y mirar a la Micah de la mejor manera: con amor. Puede que incluso empieces a sentirte más tú mismo, más como si el Día de la Salud Mental de la Ciudadela fuera anticuado e irrelevante, y empieces a sentir una sensación de optimismo y determinación. Inspírate en los siguientes vídeos:

Conclusión

Tu vida amorosa es como un gran espectro de colores: cambia cuando estás en él, pero es probable que siga igual cuando estás fuera. La clave es encontrar formas de convertir tu vida amorosa en un lugar vibrante y atractivo, tanto en persona como en línea. Llegados a este punto, es probable que hayas empezado a sentirte realizado. Has conseguido tener algo de tiempo para ti y te has comprometido a hacer algo significativo. Además, has avanzado en tu objetivo de convertirte en una mejor persona. Ahora todo lo que tienes que hacer es conseguir los sistemas de apoyo adecuados y empezar a aplicar estas estrategias en tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.